check out our richard mille replica swiss collection that features only the most incredibly authentic and detailed.

men and women wish excellent wristwatches are who sells the best richard mille replica.
on the contrary, cheap fake richard mille under $51 weighing scale is almost certainly valid and most well-built.

the most popular brands of today like montre copie rolex in our store.

who makes the best patek philippe replica have been pretty selected around the points.

Blog

IMG 2006

Por si fueran pocas las cosas que nos pasan en México 🇲🇽 entre Covid, gobierno, recesión económica, elecciones, muertes en Reynosa, las escuelas cerradas, los fondos perdidos y mucho más… hoy amanecimos con la ocurrencia de que ya es un derecho el uso de la marihuana describiendo la libre formación de la personalidad.

¿La libre qué? Sí, la libre formación de la personalidad que supone la facultad que cada individuo tiene para elegir autónomamente su forma de vivir y la plena independencia para escoger, su profesión, estado civil, pasatiempos, apariencia física, estudios o actividad laboral y sólo está limitado por el respeto a los demás y el interés general… ajá, hasta ahí iba todo bien… pero ahora incluye el derecho ¿a drogarte? ¿A andar por las calles con tu consciencia desdibujada por una droga pudiendo ser un peligro para otros?

mamas groseras

Por todos lados que vamos, se escucha en la conversación de mamás, la encrucijada de volver o no a la escuela y si seguirán en línea o buscarán burbujas como opción…

A la mayoría de las mamás les preocupa que sigan en línea, pero mientras lo dicen en un grupito en espera a que termine el fútbol, les dan el celular a sus hijos pequeños para que no les “den lata” mientras ellas critican con lujo de detalles lo horrible que ha sido estar en línea todos estos meses.

 

Probablemente no exista algo más humillante que el hecho de que un papá o una mamá se burlen de sus hijos y que los ridiculicen sus acciones, y más, cuando ellos mismos ocasionan estas situaciones sólo para divertirse y ridiculizarlos frente a los demás.

¿A qué me refiero? A los muchos padres de nuestro país que dan de tomar a niños pequeños para que al marearse, se rían de ellos. Me refiero a que los mismos padres les pidan repetir grosrías para grabarlos dicéndolas y burlarse. Me refiero a las personas que preguntan cosas que no saben los niños para decirles que son tontos al escuchar sus inocentes respuestas.

De todo esto, me duele el corazón y sangra mi alma.

Pero ayer en una caminata, hubo algo más que me sorprendió e incluso me sacó las lágrimas. Al acercarme a una reja para hablar con los vecinos de la zona, salió corriendo, quien yo pensé era una niña peinada de trenza francesa hasta la cintura, pujama rosa con muñequitos de shorts y sin zapatos. Comencé a hablarle y mis frases la inicié con: "¡Hola nena!"

 

Hoy tuve la grata experiencia de participar en la feria del libro del colegio Americano de Jalapa y me encantó compartir con los alumnos de 4o, 5o y 6o de primaria, mi cuento “El Zorro, el Conejo y el Koala”, que trata de un koala que no se quiere involucrar en el maltrato que da el zorro al conejo y cómo ese maltrato trae desarmonía en el bosque de los Eucaliptos.

Así cuando después de narrarlo pregunté sobre la moraleja a todos los alumnos, ellos de forma entusiasta y levantando la mano con rapidez y gusto, uno a uno fueron dando sus opiniones con mucho acierto sobre la importancia de participar en nuestro entorno y ser mejores cada uno.

descarga

No sé si ¿realmente nos estamos dando cuenta de la enorme oportunidad que se abre con la educación en casa debido a la pandemia?

Realmente, y tras 8 meses de vivirlo y reflexionarlo, considero que es una extraordinaria oportunidad de volver a tomar control sobre los contenidos, filosofías, ideologías, creencias y pensamientos que conformarán “el disco duro” de nuestros hijos, especialmente los más pequeños.

Para recordar un poco, veníamos luchando contra algunos Cánceres sociales como: el de la ideología de género, la libertad sexual, la apertura de las drogas y la moda de desacreditarse entre compañeros por diversión o llamado frecuentemente “bullying”. Ante este panorama, los padres de familia estábamos tratando de cerrar la puerta a los “monstruos” que cambian y corrompen la mente, pues en la infancia, la mente es muy frágil y una vez que entra una idea se convierte en semilla, y el peligro está en que la semilla florezca y pueda cambiar todos los valores y la integridad de nuestros hijos.

Sin embargo, gracias a las clases en línea, al distanciamiento social, al cierre de escuelas, tenemos la ENORME oportunidad de influir de nuevo en forma positiva en nuestros hijos y su ideología, siendo nosotros quienes sembremos los valores, hábitos, pensamientos o conductas que deseamos para su formación.

LinkedIn

Trixia Facebook