Artículos

trix428 unpardeojitosmemiran

Me siguen por todas partes, escuchando lo que digo, queriendo encontrar amor y validación en cada momento de sigilo.

Ese par de ojitos van llenando su corazón con todo lo que absorben, con todo lo que miran y sólo quieren que yo les sonría.

Con una mirada de aprecio, su alma revolotea.

Con una mirada de amor, encienden su corazón.

Cada minuto qué pasa, están atentos; lloran si me ven llorar, mientras que ríen si me ven reír.

Ellos quieren ser buenos, hacer el bien, dar amor, sólo necesitan saber cómo hacerlo, para abrir su caparazón.

Sus pequeñas manitas me sujetan con firmeza, queriendo certeza.

Sus brazos me sujetan, suplicando consuelo.

Sus piernas caminan siguiendo mis pasos, mientras su espalda recargan sobre mi aprecio.

¡Admiro su brillo, su mirada sincera, sus ganas de abrirse como pajarito en vuelo!

Más si un día por esa rendija entrara desconsuelo, amargura y rechazo, sería el final de su brillo sincero.

Hay tanto que cambia el concepto del cielo, que con solo una imagen se llega al infierno.

Cuidemos sus almas pues somos sociego, que sostiene su alma para ir al cielo.

Cuidemos sus brazos que pusieron en nuestras caricias todo el refugio que existe para su vuelo.

Que seamos nosotros quienes cuidamos de ellos, con palabras de aliento y miradas de amor que estiren sus alas, para que una vez que han crecido puedan alcanzar sus sueños.

Esos pequeños ojitos que nos miran atentos, pertenecen a cualquier niño que comparte el camino donde afortunados somos de seguir con ellos el ritmo.

Jamás olvidemos que somos su ejemplo y que con cada paso trazamos su raíz fuerte para ser feliz.

pet

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener una mascota? O ¿cuántas veces no has querido recoger a ese perrito triste en la calle? La verdad es que los animales son tiernos y nobles cuando se les ha tratado bien… Pero cuando han sido maltratados, se convierten en estos seres de terror -casi monstruos- como ese perro que te ladra, y casi te mata del susto, al pasar frente a una reja de la que se asoma furioso.

Si tú has decidido tener una mascota: perro, tortuga, cangrejo, gato, hurón o lo que sea… Tu compromiso es ser buena onda con ese animal que está bajo tu cuidado. Así que ¿qué tan buena onda eres con Spooky o como se llame tu mascota?

Contesta sinceramente estas preguntas con SÍ o NO.  

  1. ¿Lo bañas o limpias cada semana?
  2. ¿Recoges sus deshechos cada vez que es necesario?
  3. ¿Lo alimentas correctamente?
  4. ¿Juegas con él y le pones atención?
  5. ¿Te sientes bien al mirarlo o jugar con él?

sentimientos

¿Cuántas veces has oído el rollo de los frees? Sí, de esas relaciones de amigos con derechos -sin obligaciones- donde le das besos al cuate, pero nunca sabes si te volverá a llamar o a ver… Y en caso de que no lo haga, ni siquiera tienes derecho de reclamarle porque son un “free”; palabra en inglés que significa libre y por supuesto en este tipo de relaciones cada quien hace lo que quiere y si ya no te late alguien no lo vuelves a ver sin decir más.

Cómo verás, la regla de los frees es: “el que se enamora, pierde”. Pues de lo que se trata es de vivir en momento, pero sin involucrarte. Pero, ¿no crees que es injusto contigo misma el tener una relación así? ¿De qué sirve pasar tiempo con alguien, besarlo y conocerlo, sabiendo que el chiste es no amarlo?

Evitar sufrir de a gratis es pensar por ti.

¿Piensas por ti y tus sentimientos?

Contesta sinceramente estas preguntas con SÍ o NO.

  1. ¿Fácilmente besas al chavo en la primera cita?
  2. ¿Te haces a la idea de que no te importa, cuando en realidad mueres por él?
  3. ¿Te callas con tal de que no se enoje el cuate?
  4. ¿Constantemente te dejan de hablar sin darte explicaciones?
  5. ¿Crees firmemente que “un clavo saca a otro clavo”?

redes

Instagram, Snapchat, Facebook, Twitter y un sinfín más de recursos para estar al día en las noticias de tus amigos, sus rollos, sus romances, sus vacaciones y demás. Es como si de pronto te pudieras enterar sin esfuerzo de todo lo que pasa en el mundo de tu red social. Además de que puedes hacer un mini casting de opciones para salir al recorrer a los amigos de tus amigos y si alguno te late lo agregas y le escribes… En realidad es bastante simple ligar hoy en día. ¡Súper padre!

¡Ah! Pero hay varios trucos en estas redes que te pueden hacer caer en el mal uso de ellas y que pueden afectarte emocionalmente o meterte en problemas con los demás. Para evitarlo te doy tres sencillos tips:

  1. Si tienes novio no escribas en los muros de otros chavos, ni busques otros ligues.
  2. Nunca escribas algo enojada en un muro, sólo conseguirás ventanearte de lo peor.
  3. Evita subir fotos comprometedoras y si te taggean en una, bórrate de inmediato.

Ahora para saber que tan buen uso haces de estas redes. Contesta sinceramente estas preguntas con SÍ o NO.

  1. ¿La foto de tu perfil es demasiado sexy – dije demasiado-?
  2. ¿Si tus papás vieran las fotos que has subido se enojarían?
  3. ¿Te pasas comentando cosas agresivas en los muros?
  4. ¿Alguien te ha reclamado de cosas que pones?
  5. ¿Te han cortado por rollos tuyos que aparecen en estas redes?

sueños

Antes de comenzar a leer te pido que cierres los ojos por unos segundos y recuerdes:

  • ¿Cuál era tu sueño cuando eras niño?
  • ¿En qué pensabas cuando mirabas las nubes y veías en ellas figuras?

Ahora bien, ¿qué ha pasado con sueño? Tal vez mucha gente te haya dicho que es imposible, tal vez te convenciste de que no eras capaz de hacerlo o tal vez dejaste de soñar y te has dedicado a vivir en la ley de la inercia.

¿La ley de quéeee? La ley de la inercia… es decir en seguir avanzando sin un objetivo o un rumbo fijo. Dicen que estaba un maestro oriental enseñando a un grupo, cuando saca su arco y flecha, se venda los ojos y apunta hacia una diana. Todos los alumnos miran intrigados pensando en lo talentoso que es el maestro quien puede acertar sin mirar. El maestro dispara y cuál sería su sorpresa al descubrir que falla. ¡Ohhhh!, se escucha, cuando el maestro interrumpe para preguntar: “¿Cuál es la lección que aprendieron?”. Silencio sepulcral… Y continúa: “Ya veo… la lección es que nadie puede atinar en un objetivo que no puede ver”. Así que lo primero para seguir un sueño ¡es tener uno y verlo claramente!