Blog

mamas groseras

Por todos lados que vamos, se escucha en la conversación de mamás, la encrucijada de volver o no a la escuela y si seguirán en línea o buscarán burbujas como opción…

A la mayoría de las mamás les preocupa que sigan en línea, pero mientras lo dicen en un grupito en espera a que termine el fútbol, les dan el celular a sus hijos pequeños para que no les “den lata” mientras ellas critican con lujo de detalles lo horrible que ha sido estar en línea todos estos meses.

También alegan qué hay “niños de padres separados” que son un terrible mal para el regreso a clases porque “fíjate”, dicen muy seguras: “si mis hijos que están conmigo todo el tiempo están bien j@&$did&;)s, ¡imagínate otros con esos problemas!” Y en toda la conversación con lujo de groserías se explayan de lo mal que está el sistema escolar y el mundo en general y el daño psicológico que la mayoría tiene. Mientras dicen esto, sus hijos pequeños alrededor las miran asombrados cada vez que despepitan otra grosería…

Y pues ellas, clavadas en su tema, ni cuenta se dan del ejemplo que dan a sus hijos, quienes se aburren del aparato y de ser ignorados y uno de ellos se pone a hacer un mega berrinche cuando otra de las “amigas” dice: ¡p&$nch)( chamaco rebelde!” Pero cómo pueden esperar niños controlados si ellas mismas se pasan todo el día criticando, en pro de buscar la mejor elección escolar y a sus hijos ni los voltean a ver.

Yo me pregunto, ¿si esto es en público, cómo será la historia en privado? Pues el más grande mal actual de crianza, tiene dos retos:

  • El síndrome del celular urgente
  • La crianza con desprecio y groserías

El primero es el rechazo y el hecho de estar ignorando constantemente a los hijos por tener que estar pendientes del celular, respondiendo mensajes sin parar y enviando un mensaje de “todo es más importante que tú”.

El segundo es la falta de respeto constante al hablar con groserías 🤬 frente a los hijos como si nada pasara y más cuando se critica a: su escuela, sus amigos o sus gustos. Escuchar de tu mamá: “esa p@;nch$ escuela… esa $&)?$( maestra… tus @&$)?()$& juegos… esos amigos &$@$(;?”

Y además de esto no tenerles nada de paciencia, Justo frente a mi, sin importarle a una de estas momsters que está metida a fondo en su crítica escolar, expresando desprecio por todo, le da el teléfono al Niño y luego se lo quita y se pone a hacer un mega berrinche y mientras lo hace ella ni lo voltea a ver mirando el celular y luego le pega un manazo para q se calle y luego lo ignora de nuevo y luego le dice q va a comprar agua y luego sigue llorando y luego le da otro manazo… y con este segundo golpe sus amigas le dicen: “no estará cansado”…. ¡Ah! Dice afirmando esto y por vergüenza lo abraza y comienza a hacerle caso. Así por fin El Niño deja de llorar.

Wow. Todos los mensajes de incongruencia del mundo en este modelo de crianza ejemplar… y todavía se atreve a criticar a otros niños por daño emocional. Además de estar en línea estudiando, estos niños seguramente estarán afectados con este estilo de crianza que en nada puede beneficiar.

Por favor mamás, mira primero la viga en tu ojo que la paja en el ajeno.

Tú ¿qué piensas? Te leo.

LinkedIn

Trixia Facebook